Limpia a fondo tu cocina con estos consejos

Aquí encontrarás los mejores consejos para limpiar tu cocina

limpia a fondo tu cocina con estos consejos

La cocina es la estancia de la casa donde más suciedad se acumula. La grasa, el polvo, restos de líquidos y de comida se van quedando en las distintas zonas de la cocina y hacen que su limpieza no sea demasiado fácil.

El consejo  más útil que te podemos ofrecer como una de las mejores empresas de limpieza en Madrid es intentar mantenerla limpia, es decir, limpiar con frecuencia el horno, la campana extractora, la vitrocerámica, el fregadero, el microondas, el frigorífico, la encimera y los muebles. Si la limpiamos con frecuencia no será necesario limpiezas profundas y con detalle. En el siguiente texto os vamos a dar una serie de consejos prácticos para limpiar cada una de las partes de una cocina para que esta tarea sea algo más sencilla.

  • Si dispones de cocina de gas cada cierto tiempo es necesario limpiar los quemadores. Estos se sacan y se limpian a mano con agua y jabón. También pueden meterse en el lavavajillas pero después de quitarles restos de suciedad incrustados. En caso de que tengas quemadores eléctricos es conveniente utilizar una esponja húmeda para su limpieza. Cuanto antes quites los restos de grasa más fácil te resultará eliminarla.
  • Para limpiar la campana extractora utiliza un trapo con jabón para la parte exterior. Luego sécalo con un trapo seco. Recomendamos que una vez al mes, más o menos, se quiten los filtros y se limpien con agua y jabón. Antes de colocarlos, sécalos bien.
  • El horno también conviene limpiarlo a fondo cada tres o cuatro meses, dependiendo del uso que le des. Si no está muy limpio al utilizarlo puede producir mucho humo. Un remedio casero para limpiar el horno es mezclar un poco de sal, bicarbonato de sodio y agua. Deja la mezcla durante la noche, por ejemplo, extendida por el interior del horno. Las parrillas se limpian muy bien en un cubo con agua y jabón, dejándolas en remojo unas horas para que se vaya desprendiendo la suciedad. Luego con una esponja te será muy fácil dejarla en perfectas condiciones.
  • El frigorífico es un electrodoméstico donde también se acumulan restos de suciedad con mucha frecuencia. Es conveniente revisar los productos con cierta asiduidad para ver si han caducado. Una vez que has sacado todo de la nevera puedes limpiarlo con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua. Con una esponja limpia todas las superficies del frigorífico, frotando con más hincapié en aquellas manchas más rebeldes. Repasa cajones y estanterías, además de las paredes del electrodoméstico. Con un trapo o toalla para secar. Si llevas días notando que huele mal tu nevera puedes dejar un recipiente con bicarbonato de sodio en una de las repisas, absorberá los malos olores.
  • Para limpiar el congelador tendrás que desenchufarlo y sacar todos los artículos. Recomendamos para su correcta limpieza mezclar agua, con jabón de fregar los platos y una cucharada de vinagre blanco. Rocía todo el congelador con la mezcla. Luego seca con un papel o una toalla. Ya puedes enchufar de nuevo el congelador.
  • Limpia con frecuencia el interior de los muebles de la cocina con un trapo húmedo. La parte exterior de los muebles es una zona donde se acumula mucho la grasa. Límpialas con un trapo húmedo y sécalas bien. Si los muebles son de madera debes emplear un producto para este material.
  • La encimera la puedes limpiar con una esponja con agua y jabón, y secarlas con un trapo seco.
  • Para limpiar el fregadero usa agua tibia y una esponja con un poco de jabón de lavar los platos.
  • Usa también una esponja tibia y jabón para limpiar el interior del microondas. Para manchas complicadas puedes utilizar la mezcla de bicarbonato de sodio y agua.

Vídeo con consejos para limpiar tu cocina

Más consejos sobre cómo limpiar tu cocina