¿Limpiar o desinfectar?

¿Sabes cuáles son las diferencias entre limpiar y desinfectar?

Todos queremos disfrutar de espacios limpios, pero en ocasiones no conseguimos el resultado que esperamos y cometemos errores muy comunes al no saber diferenciar entre limpieza y desinfección.

La limpieza y la desinfección son dos acciones diferentes, pero por desconocimiento no sabemos en qué se diferencias o cuándo utilizar una u otra técnica. La limpieza es un procedimiento que consiste en la eliminación de toda suciedad presente en una superficie o espacio, mientras que la desinfección se encarga de eliminar todos los microorganismo y gérmenes.

consejos limpieza desinfeccion

Limpieza

La limpieza nos permite asegurarnos de que nuestras estancias y habitaciones estarán en buen estado y nos aportará una mayor sensación de confort por saber que disfrutaremos de un lugar limpio

La higiene es importante porque nos aporta bienestar, pero también lo es por razones tales como:

  • Se disminuye la probabilidad de contagiarnos de enfermedades
  • La limpieza alarga la vida útil de los muebles y aparatos eléctricos
  • Mejoramos la imagen de nuestro hogar
  • Nuestros visitantes se sentirán mucho más cómodos

Las tareas de limpieza son especialmente fundamentales cuando se trata de la industria alimentaria o cualquier otra empresa que se dedique a la manipulación de alimentos como restaurantes, bares o servicios de catering.

En este caso, el uso de productos de limpieza, así como de materiales y herramientas adecuadas debe ser tomado en cuenta, ya que, de otra forma, no conseguiremos el resultado que esperamos.

En primer lugar, se deben limpiar todas las superficies, mobiliario y demás utensilios. La planificación es fundamental para poder asegurarnos de que se realicen de forma periódica.

Desinfección

Hay zonas donde es mucho más probable que se acumulen bacterias y por lo tanto pueden suponer un gran riesgo para la salud de las personas. Ejemplo de estas zonas son la cocina o los baños, lugares donde será necesario desinfectar para poder asegurarnos de que tendrán las condiciones óptimas de higiene.

Cuando hay niños pequeños en el hogar, las tareas de limpieza y desinfección deben ser realizadas con frecuencia ya que los infantes suelen tocar todos con las manos y luego llevárselas a la boca. Por esta razón es importante saber que zonas deben ser desinfectadas.

Las tareas de desinfección deben comenzar haciendo uso de productos químicos específicos para este fin ya que cuentan componentes bactericidas, germicida y fungicida que nos aseguran la eliminación de microorganismos nocivos para la salud.

Un buen producto desinfectante tiene un amplio alcance de acción, es decir, que tiene una mayor probabilidad de eliminar agentes patógenos. Otra característica de un buen desinfectante es que no tóxico ni tiene componentes corrosivos, es decir que puede ser utilizado de forma fácil por la persona que llevara a cabo las tareas de desinfección.

La importancia del orden

Para conseguir un resultado adecuado es importante tener en cuenta el orden en el que realizamos las tareas y hacer uso de los productos y herramientas indicados tanto para limpieza como para la desinfección.

En primer lugar, ordena la estancia que vayas a limpiar, de esta manera será mucho más fácil realizar la limpieza. A continuación, utiliza un producto limpiados siguiendo sus instrucciones de uso.

Una vez terminada la limpieza procede a utilizar el producto desinfectante para eliminar bacterias y gérmenes de la superficie. Las estancias como baños y cocinas deben ser desinfectadas.

Más información