Mantén tu comunidad limpia

Consejos para mantener tu comunidad de vecinos limpia

Como empresa de limpieza en Madrid, sabemos que la comunidad de vecinos necesita mantenerse en perfecto estado para el bienestar de todos sus vecinos. Muchas de ellas contienen muchas viviendas sin ocupar, algo que quita vida a edificio. Este problema puede solucionarse, entre otros aspectos, con una buena limpieza de las instalaciones. Para ello hay una serie de aspectos básicos que todo propietario e inquilino debe tener en cuenta si quieren que esto se cumpla. No basta con mantener la propia vivienda limpia si el resto de edificio permanece sucio. Para su buen estado lo principal es una buena cooperación entre todos los integrantes de la comunidad, un acción en grupo para un fin común.

Qué hacer para tener un edificio limpio

  • consejos mantener limpia la comunidadCONSEJO 1: La entrada debe de permanecer siempre limpia. Esto generará un buen ambiente en la comunidad y, además, desde fuera dará una sensación de higiene en el lugar. Esto último favorecerá que los hogares que se encuentren vacíos sean ocupados con mayor facilidad, ya que los visitantes para comprar o alquilar las viviendas percibirán un buen estado del edificio. No solo basta con un conserje que limpie la comunidad, es necesaria la implicación de los vecinos en pequeños detalles y actos cotidianos: no tirar papeles al suelo, no tocar las paredes con las manos manchadas, no tirar colillas al suelo, limpiarse los zapatos antes de entrar en el edificio…
  • CONSEJO 2: No basta con la entrada solamente, los rellanos, los pasillos, los patios y el resto de zonas comunes necesitan un mantenimiento constante. Además del conserje, muchas veces es necesario acudir a empresas de limpieza que proporcionan la higiene necesaria en el edificio. Es importante colocar papeleras en toda la comunidad y evitar comer, beber y fumar en las zonas comunes.
  • CONSEJO 3: Mantener las puertas de la entrada cerradas siempre. Esto ayuda no solo al aseo de la comunidad, sino que evita que entre gente ajena a las instalaciones.
  • CONSEJO 4: Disponer de un felpudo grande en la entrada al edificio y uno propio en cada casa. Esto ayudará a reducir el polvo y la suciedad en toda la comunidad.
  • CONSEJO 5: Si se realizan reformas por parte de un propietario, este debe ser el encargado de limpiar toda la suciedad generada en las zonas comunes de la comunidad.
  • CONSEJO 6: Los vecinos con animales de compañía deben de sacar a pasear a sus animales con frecuencia, así como encargarse de su higiene frecuentemente para evitar olores. Otro aspecto importante es que los vecinos recojan los excrementos de los animales, aunque se realicen fuera de la comunidad. Esto ayudará a mantener limpio el entorno a las viviendas y a generar una sensación de limpieza y bienestar en la zona. Además, en las zonas de jardín y piscina debe prohibirse el acceso de los animales.
  • CONSEJO 7: Mantener los garajes, en el caso de que sean propios, ordenados. No emplearlos como trasteros, ya que esto genera suciedad en el lugar.
  • CONSEJO 8: Uno de los aspectos más importantes es tener un adecuado servicio de basuras. Su recogida debe realizarse con frecuencia para evitar los malos olores que se generan en la comunidad al amontonarse basura.
  • CONSEJO 9: Para dar una sensación de limpieza es muy necesario mantener el césped en condiciones, siempre cortado y verde.
  • CONSEJO 10: A los vecinos les agrada ver una piscina limpia y en condiciones. Es básico mantener el agua transparente con los productos de limpieza necesarios.

Más información

5 consejos para una comunidad limpia

Cómo mantener limpia y cuidada una comunidad de vecinos